La cervicobraquialgia y la tracción cervical

13/08/12

El arquero, estadísticamente en la especialidad “fútbol profesional”, es el que presenta con mayor frecuencia cervicobraquialgias ó dolor cervical con irradiación a brazos y manos. Dicho proceso doloroso lo adquiere en el transcurso de su carrera deportiva, dado que ejecuta suma de gestos repetidos con los brazos en abducción, ó sea separados del cuerpo y elevándolos rápidamente en la búsqueda del balón en el aire.
Por otra parte, puede ello exacerbarse con el roce corporal, ya que los jugadores contrarios también saltan en la procura de la pelota. Ese movimiento de extensión brusca de brazos y cuello genera a través de los años el deterioro de discos intervertebrales que originan discopatías con compresión de los filetes nerviosos, encargados de dar motricidad y sensibilidad a cada miembro superior.
Debemos recordar que la suma de dichas distensiones músculo-tendinosas las realizan no sólo en los partidos, sino muchas veces más durante las prácticas de la semana y a repetición durante los trabajos típicos del arquero,especialmente saliendo a cortar centros y tiros de esquina, con caídas sobre el brazo extendido.
Los primeros síntomas se observan en radiografías de columna cervical realizadas en controles anuales, quizás asintomáticas. Luego aparecerán cefaleas, parestesias ó dormideras de los dedos de las manos, junto a dolores de hombro y brazos. Sin embargo, lo que hace que dicho jugador consulte es la aparición de debilidad muscular de miembros superiores, dolor en los giros del cuello, vértigos y neuralgias en la cara detrás de las órbitas.
La Resonancia Magnética nos informa discopatías ó hernias de disco especialmente entre las vértebras quinta y sexta, junto a pérdida de la lordosis ó curvatura normal de la columna cervical. Dicha pérdida de la lordosis normal indica compresión de la raíz nerviosa. Por ello el dolor y la debilidad muscular en los esfuerzos repetidos en abducción y distensión del plexo nervioso braquial antedicho. Por último, los estudios de imágenes a futuro presentarán secuelas artrósicas en aquellas vertebras con padecimiento discal propias del arquero de muchos años de labor.
A propósito de la patología expuesta, hay que dejar en claro que en ningún momento el futbolista debió dejar de practicar ó jugar por el padecimiento neural, dado que el hacerlo no agrava la enfermedad. En cambio, pueden aumentar los síntomas ó la aparición de  éstos repetidamente en el año. Para ello debimos y debemos indicar el método de TRACCION CERVICAL junto a la fisioterapia clásica que la acompaña.
Durante mi vida médica en las distintas instituciones del fútbol profesional desde 1968, el tratamiento indicado y por cierto exitoso a través de los años en dicha patología fue haber indicado -como lo sigo haciendo en la actualidad- sesiones de TRACCION CERVICAL con fisioterapia sin quiropraxias.
En aquellos años dicha tracción fue como lo es ahora mecánica, en posición de sentado con un peso de tracción aproximadamente del 8% del peso corporal durante tres series de 3 minutos con uno de descanso repitiendo el tratamiento durante 10 sesiones a realizar día por medio. En la actualidad, en el servicio de kinesiología del Imdyr la realizan con modernos equipos electrónicos de última generación que dan por tierra con aquellas opiniones de kinesiólogos que ante el desconocimiento de dicha aparatología, creen que este tratamiento, para nosotros indispensable por lo útil, incruento, indoloro y exitoso estadísticamente hablando, ha sido dejado de realizar, por antiguo ó generador de riesgos que no son tales.
La casuística que poseemos es muy grande a través de los años y la satisfacción por lo observado es aún mayor.

Dr. Luis Pintos